¿Reencuentro entre patas? Muchas cosas pasan cuando los amigos se juntan.

Esto es lo que pasa cuando te reencuentras con tus patas
Hay varias típicas de reencuentro. | Fuente: Shutterstock

Llega el fin de semana, escribes en el grupo de tus amigos a ver si hay planes y todos se hacen los locos. Esto se repite una y otra vez hasta que algo pasa. Empieza esa temporada en la que todos se juntan, la tan esperada temporada de reencuentros de fin de año. Momento donde se alinean los planetas y por fin los planes empiezan a armarse.

Y cuando los patas se juntan, hay cosas que siempre pasan:

Se ponen al día. Cada uno cuenta sobre su vida, hay muchas sorpresas, el misio está con la billetera llena, el que dormía todo el día ahora es gerente y alguien se casó, cuando claramente, decía que nunca lo haría. En fin… la vida da vueltas en poco tiempo.

Nunca falta el selfie grupal. Siempre hay ese amigo que grita ‘’Selfie’’ a todo pulmón. Todo sale mal al comienzo, hay mucha gente y no salen todos, otros salen cortados y obvio, alguien con los ojos cerrados. Hasta que después de 50 intentos, el selfie sale chévere.

Llega el momento del roche. Ese clásico momento en el que se recuerdan partes vergonzosas de la vida de todos. Se hablan de viejos gileos, roches en el cole o la u, apodos, etcétera. 

Advertencia: puede durar horas, pero siempre es divertido y necesario.

¡Salud! Gran palabra que suena toda la noche. Momento en el que los recuerdos son acompañados con sonrisas, abrazos, un brindis y un gran sorbo de chela con tus amigos de siempre.



[TOMAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO ES DAÑINO]