Justin Bieber está harto de tener que hacerse fotos con cada persona con la que se cruza, y de tener que estar siempre de buen humor, así que lo último que ha hecho para pasar desapercibido ha sorprendido a todos, pues se ha disfrazado con una peluca y un bigote postizo para que nadie lo reconozca.

Durante su estancia en Amsterdam se puso una peluca y bigote falso para que nadie se de cuenta de su verdadera identidad; aunque el truco habría funcionado muy bien de no ser porque su aspecto era extraño que aún llamaba más la atención.

Ningún verdadero belieber iba a dejarse engañar por aquel chico vestido como su ídolo pero con un trozo de pelo falso en la cabeza y en la cara era obvio que se trataba de Justin Bieber.

Las fotos de Justin Bieber disfrazado ya circulan por toda la red y son muchas las personas que se están burlandose de ello, además algunos de los fans que lo vieron si supieron que era él y se acercaron para pedirle una foto.

Justin Bieber ha pasado unos días en la capital holandesa y parece que ha disfrutado de lo lindo. Por las noches, su compañero de fiestas ha sido el DJ Martin Garrix y según cuentan los medios holandeses, las dos estrellas se lo pasaron en grande yendo de discoteca en discoteca por Amsterdam.