Hay momentos en los que tu pata te banca. A veces, te demuestra su amistad con pequeños actos. Descubre en qué momentos tu pata se merece una chela.

Se merece una chela
Lo importante de una buena amistad es la compañía y las historias que crean cuando están juntos. | Fuente: Shutter

Hay amigos para todo: esos amigos a los que puedes llamar a las 3 de la mañana contando tus dramas, esos patas de juergas, o de la pichanga, o esos patas a los que visitas para robarles comida, o esos amigos que no vez en mucho tiempo, pero cuando se reencuentran es como si no hubiera pasado el tiempo.

Lo importante de una buena amistad es la compañía y las historias que crean cuando están juntos. Sin tus patas, las conversaciones, los juegos, incluso, las discusiones, no serían lo mismo.

Mantener una amistad por muchos años no es siempre fácil. Muchas veces, se hacen esfuerzos por la amistad. No tienen que ser grandes hazañas, a veces, solo se trata de bancar a tu pata.

Aquí te contamos 5 momentos en los que tu pata se merece una chela.

1. Si tu pata te escoge en su equipo para la pichanga aunque seas malazo

El temible momento cuando tu pata tiene que decidir entre tenerte a ti en su equipo, o al otro chico que la destruye jugando. Ahora, si tu pata te escoge, y evita que pases el ridículo al ser el último escogido, entonces no hay duda de que pase lo que pase siempre te bancará.

2. Si tu pata comparte su comida porque te olvidaste la tuya

No hay nada mejor que tu pata te comparta su comida cuando te olvidaste la tuya en casa, o incluso, cuando la comida que te han mandado no te gusta. Y si está dispuesto a cambiarla, tu pata vale oro.

No hay nada mejor que tu pata te comparta su comida
No hay nada mejor que tu pata te comparta su comida | Fuente: Shutter

3. Si tu pata te acompaña al paradero hasta que tomes tu carro

Entre patas se cuidan. Un buen pata es aquel que te acompaña hasta el paradero y no se va hasta que te subas a tu combi. Un buen pata le toma fotos a la placa del taxi y luego te pide que le escribas cuando llegues. No es de flacos, es de patas.

4. Si tu pata aparece en tus reus aunque tenga exámenes al día siguiente

Siempre hay patas que nunca fallan. Aunque tengan que presentar trabajos finales, exámenes, exposiciones, incluso, si tienen trabajo al día siguiente, o si están con fiebre, hay patas que siempre estarán sin falta en tus reus. Esos amigos estarán siempre para ti, en las buenas y en las malas.

5. Si tu pata escoge a El Support, en Dota 2, solo para poder jugar contigo

En Dota2, existe un personaje que nadie nunca quiere jugar, El Support. Sin duda, escogerlo es un acto de amistad. Al final, se trata de pasar un buen rato entre patas y compartir un momento divertido juntos. Ahora, si tu pata está dispuesto a sacrificarse y elegir ese personaje, ya sabes cómo agradecerle. Ponle unas chelas mientras juegan.

Se trata de pasar un buen rato entre patas y compartir un momento divertido juntos.
Se trata de pasar un buen rato entre patas y compartir un momento divertido juntos. | Fuente: Shutter