La actriz, Amber Heard, planearía vender su lujosa casa ubicada en Yucca Valley, con el fin de pagar su deuda con su exesposo, Johnny Depp.

Amber Heard habría vendido su mansión en el desierto para hacer frente a la deuda con Johnny Depp
Amber Heard habría vendido su mansión en el desierto para hacer frente a la deuda con Johnny Depp | Fuente: difusión

Tras finalizar el polémico juicio por difamación entre Amber Heard y Johnny Depp, donde el juzgado de Fairfax Country falló a favor del actor de Hollywood, Heard se ha encontrado en el ojo de la tormenta, principalmente por la millonaria suma que deberá pagarle a su exesposo. En ese sentido, tal parece que la mujer de 36 años ha buscado la solución más efectiva: vendiendo sus propiedades para poder solventar los gastos.


Amber Heard se refugia en casa en el desierto

Según se reveló a través de los distintos medios internacionales, luego de haber perdido en el juicio por difamación que enfrentó con exesposo Johnny Depp, Amber Heard se habría refugiado en su casa de Yucca Valley, donde se alejó de todas las portadas y se tomó un respiro, pese a las distintas acusaciones que tenía en su contra.


Esta propiedad se encuentra en pleno desierto, en el condado de San Bernardino, ubicada en California, un pueblo que alberga cerca de 20,000 habitantes, cercano al Parque Nacional Joshua Tree, que ahora la actriz habría tenido que vender para poder pagar una compensación de casi 15 millones de dólares a Johnny Depp.

Amber Heard habría vendido su mansión en el desierto

Según reveló el medio digital TMZ, la intérprete de “Mera” en “Aquaman”, habría vendido esta lujosa casa, luego de haberse declarado en bancarrota, y que el equipo legal de la actriz admitiera que no puede pagar los daños a su expareja.


La lujosa mansión, de 230 metros cuadrados, que consta de tres dormitorios, un garaje que puede almacenar 3 autos y un amplio terreno de más de 24.000 metros cuadrados, habría sido vendida en un monto de 1.050.000 dólares.


Amber Heard compró esta millonaria residencia a principios del año 2019, por casi 570.000 dólares y la usaba frecuentemente para poder disfrutar del paisaje desértico en compañía de su pequeña hija. Sin embargo, pese al valor sentimental, tras haber cerrado el trato de venta, la actriz podría haber ganado casi el doble de lo que pago por ella hace ya tres años.