Amber Heard, quien fue acusada de haber defecado en la cama de Johnny Depp, se defiende y echó la culpa al perro.

Amber Heard echa la culpa al perro por las heces en cama de Johnny Depp
Amber Heard echa la culpa al perro por las heces en cama de Johnny Depp | Fuente: Difusión

Durante el juicio entre Amber Heard y Johnny Depp, se reveló que uno de los motivos de su separación, y quizá, el que detonó el rompimiento fue cuando el actor encontró las heces de Amber en su cama. Ante esto, la actriz salió a defenderse de las acusaciones.

Amber Heard habló de las heces en cama de Johnny Depp

Amber Heard fue señalada como la autora de las heces que se encontraban en la cama de Johnny Depp, y se le volvió a preguntar respecto a ese hecho, a lo que la actriz respodió: “Absolutamente no”. Asimismo, la actriz destacó que eso no era divertido para ella: “En primer lugar, no creo que eso sea divertido. No sé qué mujer adulta encuentra eso divertido”.

Amber Heard destacó que tampoco habría hecho una broma, tras los ataques que recibió de Johnny Depp: “Yo tampoco estaba de humor para bromear... mi vida se estaba desmoronando. Acababa de ser atacada en mi 30 cumpleaños por mi violento esposo de quien estaba desesperadamente enamorada y sabía que tenía que irme (…) No fue realmente un momento jovial. Y no creo que eso sea gracioso, punto. Eso es repugnante”.

Amber Heard le echa la culpa al perro

Entre la narración de Amber Heard, la actriz señaló que el Yorkshire Terrier de Johnny Depp fue el culpable de las heces en la cama del actor: "Tenía algunos problemas de control. Por eso le gustaba enterrarse en la cama... Tenemos que dejarla en la cama para que no se anime a ir al baño, lo que Sucede casi inmediatamente una vez que la pones en el suelo. Y a veces también sucedía en la cama".

Finalmente, Amber Heard destacó que el perro de Johnny Depp tenía problemas digestivos tras comer hierba del actor: “’Boo’ había comido la hierba de Johnny cuando era un cachorro y tenía problemas de control intestinal”.