El actor, Andrew Garfield, fue célibe y atravesó meses sin tener relaciones íntimas para su papel en el “Silencio”.

Andrew Garfield se ‘privó’ de tener relaciones sexuales y confiesa como fue su experiencia
Andrew Garfield se ‘privó’ de tener relaciones sexuales y confiesa como fue su experiencia | Fuente: difusión

El británico Andrew Garfield, demostró ser un gran actor de método, y reveló que para su rol protagónico en “Silencio”, se privó de tener relaciones sexuales durante un gran lapso de tiempo y a ello le sumó permanecer en ayuno a lo largo del rodaje. Aquí los detalles.


Andrew Garfield se negó a comer y tener relaciones sexuales

Andrew Garfield participó este lunes en el podcast “WTF with Marc Maron”, donde abordó algunos detalles de como fue trabajar con el reconocido director Martin Scorsese en “Silence”, la cinta donde el actor británico dio vida a un sacerdote jesuita que emprende una traicionera misión en Japón en el siglo XVII en compañía de otro clérigo interpretado por Adam Driver.


En ese sentido, la reconocida estrella de Hollywood reveló que tuvo que “privarse” de tener intimidad por seis meses, como parte del trabajo de método que presento para su personaje.


"Fui célibe durante seis meses (...) y ayuné mucho", confesó el actor y añadió: "Tuve algunas experiencias bastante salvajes y psicodélicas por privarme de sexo y comida durante ese periodo".


Andrew Garfield habla sobre el trabajo de “método” en el “Silencio”

El protagonista de “The Amazing Spider-Man” señaló que, en parte de su trabajo, tuvo que estudiar el catolicismo con un sacerdote jesuita e hizo un retiro espiritual de 31 días, renunciando al “sexo y la comida”.


"Acabas en un espacio bastante profundo (...) Es un proceso de transformación", señaló Andrew Garfield.


Además, el actor añadió que se inspiró en la famosa ‘actuación de método’ que muchos otros artistas han optado en realizar cuando dan vida a un personaje, y sostuvo que le "molestó la idea errónea" que se tiene en torno a dicha técnica.


"No se trata de ser un imbécil con todo el mundo en el set. En realidad, se trata de vivir con la verdad en circunstancias imaginadas, y ser muy amable con el equipo al mismo tiempo, y ser un ser humano normal. Y poder dejarlo cuando lo necesitas y permanecer en él cuando quieres permanecer en él", señaló.


Esta reconocida técnica, que nació en el siglo XX fundada por el director ruso Konstantin Stanislavski, ha sido usada por distintas estrellas del séptimo arte, tales como Marlon Brando, Daniel Day-Lewis, Robert De Niro, Jared Leto y Christian Bale, la cual les permite permanecer en “personaje” con mayor exactitud durante un proyecto cinematográfico.