Angelina Jolie podría meterse en un gran lío con Brad Pitt por vender la finca donde contrajeron matrimonio. 

Brad Pitt demandó a Angelina Jolie
Brad Pitt demandó a Angelina Jolie | Fuente: DIFUSION

Angelina Jolie podría llevarse una amarga sorpresa tras descubrir que Brad Pitt interpuso una nueva demanda en su contra por vender la finca en donde se casaron.

Brad Pitt denuncia a Angelina por vender una propiedad

Parece que Brad Pitt y Angelina Jolie no dejarán de verse, pues ahora podrían llegar a los tribunales ya que el actor denunció su exesposa por vender la finca llamada Chateau Miraval y los viñedos alrededor que ambos poseen en Francia.

La demanda se dio ya que al parecer, Angelina habría vendido la parte que le corresponde a Brad Pitt a un poderoso empresario ruso de nombre Yuri Scheffler sin su consentimiento.

Tres meses de silencio en el proceso de divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie el actor presenta una nueva demanda en contra de su exesposa por la venta de la propiedad donde ambos se casaron en el 2014, cabe mencionar que habían acordado que nunca iban a venderla.

La propiedad está valorizada en aproximadamente 140 millones de euros, y en repetidas ocasiones Brad Pitt aseguro que invirtió mucho trabajo y dinero en la bodega de viñedos y del lugar para hacerlo rentable.

Angelina Jolie podría recibir demanda de parte de Brad Pitt
Angelina Jolie podría recibir demanda de parte de Brad Pitt | Fuente: DIFUSION

Caso podría llegar al tribunal

 

La ex pareja compró la propiedad en el 2008 por más de 28 millones de euros, posteriormente se casaron en ella en 2014, e incluso habían planeado irse a vivir con sus hijos y construir un negocio familiar de vinos, sin embargo tras el divorcio y la venta del inmueble.

Brad Pitt pidió al tribunal que anule el pacto que hizo Angelina Jolie para entregar su parte, y además pidió una indemnización por daños y perjuicios en relación con la transacción.

Cabe recordar que Angelina ya habría acusado a Brad Pitt anteriormente por bloquear la venta de viñedos, pues tras imponer una demanda, logró que un juez retirara la orden temporal evitaba que una de las partes pudiera tomar acciones financieras sobre las propiedades durante el proceso de divorcio.

Brad mencionó que tanto él como Angelina, habrían acordado no vender la propiedad sin el consentimiento de la otra parte.