Difusi

A muchas personas el estrés es sinónimo de engordar. Si te encuentras en épocas de exámenes o entrega de trabajos en la universidad, que tu refrigerador es una visita continúa para ti. ¿O lo van a negar? Sin embargo para otras personas es todo lo contrario y una de esas personas es Emma Stone.

Para muchos ha sido una sorpresa ver como la actriz ha perdido muchos kilos en los últimos meses.

Emma Stone ha declarado que el estrés hace que le resulte muy difícil mantenerse en su peso óptimo. Y es que sus genes, desde hace un buen tiempo, le está marcando un metabolismo bastante activo.

"Mantenerme en mi peso es una lucha para mí, sobre todo si estoy bajo estrés, y especialmente según han pasado los años. Es la forma en la que mis genes han decidido evolucionar, y las cosas cambian con el tiempo, como todo. Así que cuando se hacen afirmaciones totalmente falsas sobre mí o mi salud, por supuesto que parte de mí quiere defenderse."

Es verdad, la vimos en el MET luciendo un hermoso vestido pero está bastante delgada. Se le ve unos bracitos que da un aire a que estuviera un poco enfermita y eso a todos nos preocupa. Sin embargo si ella culpa al estrés, mejor que nadie debe conocer su propio cuerpo.

Razones no le falta, el estreno mundial de El Hombre Araña 2 debe significarle un gran estrés en su vida. Además se sabe que Emma ha estado pasando por una época bastante difícil dentro de su familia.

 

Esperemos que ahora se tranquilice un poquito y pueda recuperar el peso perdido. Vamos Emma, te invitamos al Perú que por acá sin duda alguna es bien fácil ganar kilos.