A través del Twitter, la cantante intentó poner fin a las especulaciones sobre el final de su matrimonio. ´Nadie habla por mí´, indicó.

EFE

 

La estrella del pop Katy Perry quiso poner fin a la serie de especulaciones sobre el fin de su matrimonio con el actor británico Russell Brand.

Aunque sus padres señalaron que la separación de los artistas es un “regalo de Dios”, Katy indicó, a través del Twitter, que nadie está autorizado para hablar de su rompimiento.

"En cuanto a los chismes, quiero ser bien clara en que nadie habla por mí. Ni un blog, revista, "fuentes cercanas", o mi familia", escribió la intérprete de “I kissed a girl”.

Para sus fanáticos, sin embargo, tiene palabras más cariñosas. "Estoy tan agradecida de todo el amor y el apoyo que he tenido de la gente alrededor del mundo. Ustedes han alegrado mi corazón de nuevo", añadió.