Matt LeBlanc es padre de una preadolescente obsesionada con Rihanna, y terminó aprendiendose de memoria todas sus canciones por escucharlas junto a su hija de 11 años, fruto de su fallido matrimonio con Melissa McKnight. "Me encanta cuando estoy con mi hija. Hacemos huevos revueltos y nos sentamos a hablar sobre qué tal ha dormido, qué ha soñado últimamente y qué deberíamos hacer ese día. Me estoy aferrando a esos momentos porque no soy Rihanna, así que no querrá seguir pasando el rato conmigo durante mucho más tiempo. ¿Que si es fan de Rihanna? Dios mío, me sé de memoria todas sus canciones", reveló el intérprete a la revista Grazia.

Matt LeBlanc es padre de una preadolescente obsesionada con Rihanna, y terminó aprendiendose de memoria todas sus canciones por escucharlas junto a su hija de 11 años, fruto de su fallido matrimonio con Melissa McKnight.

“Me encanta cuando estoy con mi hija. Hacemos huevos revueltos y nos sentamos a hablar sobre qué tal ha dormido, qué ha soñado últimamente y qué deberíamos hacer ese día. Me estoy aferrando a esos momentos porque no soy Rihanna, así que no querrá seguir pasando el rato conmigo durante mucho más tiempo. ¿Que si es fan de Rihanna? Dios mío, me sé de memoria todas sus canciones”, reveló el intérprete a la revista Grazia.

Matt todavía mantiene una buena relación con la madre de su hija, por lo que quiso llamarla para disculparse por adelantado antes de que se emitiera un capítulo de su serie Episodes -basada libremente en su propia vida- en la que su personaje llama “zo**a” a su exmujer.

“Antes de que se emitiera, llamé a mi ex mujer y le dije: ‘Hay una broma que es parte de la serie, en la que te llamo esto y quería que supieras que no es una indirecta hacia ti. No quería que te sorprendieras cuando lo vieses. Y ella me respondió: ‘No veo tu serie’. Me puse en plan: ‘Ok, está bien saberlo’”, añadió.