La estrella de Disney quiere que el público la reconozca por su verdadera identidad y no más por el personaje ficticio que interpreta.

foto: Difusi

Miley Cyrus confesó que va a ser realmente feliz el día en que deje de ser la intérprete de la serie "Hannah Montana": "Seré feliz cuando deje de ser alguien que no soy yo exactamente."

"Yo no soy una muñeca, y la gente quiere tratarme de esa manera, soy mayor ahora y tengo mi propia opinión y gustos", señaló la artista.

La estrella mantiene la esperanza que al distanciarse de Disney van a cambiar las percepciones de la gente hacia ella.

"Cuando tenía 12 años pensé, ""quiero ser famosa todo el tiempo, quiero que todos me reconozcan", pero ya no", agregó.

La actriz y cantante comentó que tiene que aguantarse cuando se ve obligada a usar "chispas" y los trajes de color rosa de su alter ego.

Por ahora, Miley Cyrus comenzó a filmar la cuarta temporada de "Hannah Montana", serie que se prolongará hasta principios de enero en el 2011.