Al parecer a Ivana Knöll no le importan las críticas, que ha recibido por la manera de vestirse, en el Mundial Qatar 2022.

El furor de Ivana Knöll
La reveladora sesión de fotos en Doha, de la modelo croata.

De acuerdo con las declaraciones de la ExMiss Croacia, Ivana Knöll, considera que su vestimenta no “falta el respeto” a la cultura de Qatar. Recientemente publicó fotografías, donde lució un particular bikini, en una playa de Doha.

¿Qué ha pasado con la modelo croata?


En los últimos días, Ivana Knöll se volvió en toda una sensación del Mundial Qatar 2022, pues incluso es considerada la “novia” del actual evento deportivo. Sin embargo, la joven influencer ha sido criticada por su manera de vestir, pues algunas personas alegaron que está “faltando el respeto a la cultura de Qatar”.


Ivana Knöll ha dejado muy en claro, que no se siente intimidada por los comentarios, ya que incluso posó con un bikini en una playa de Doha. La croata se está divirtiendo estos días, disfrutando ser la sensación del Mundial Qatar 2022.


Cabe resaltar que Ivana Knöll, es una influencer y modelo croata, que es fanática de diferentes deportes como: fútbol, béisbol y baloncesto. Asimismo, sus publicaciones en los últimos años, han resaltado por sus deslumbrantes atuendos que utiliza en los diversos eventos deportivos.


Las últimas publicaciones de Ivana Knöll, mostraron una sesión de fotos en bikini, en una playa de Doha. Al parecer la modelo croata, considera que no está ‘incumpliendo’ ninguna norma de la cultura de Qatar.


¿Qué comentó la modelo sobre su vestimenta?


De acuerdo con algunas declaraciones compartidas de Ivana Knöll, por el portal Daily Star, en un principio la modelo pensó que iba a ser muy juzgada por su vestimenta:


“El código de vestimenta prohíbe mostrar los hombros, las rodillas, la barriga y todo, y pensé 'Oh, Dios mío, ni siquiera tengo la ropa para cubrir todo eso’ (...). Estaba muy enojada porque si en Europa respetamos el hiyab y el niqab, creo que también deben respetar nuestra forma de vida.”


No obstante, la sorpresa de Ivana Knöll fue notoria, cuando llegó al país y no la “trataron mal” por su manera de vestir:


“Pero cuando llegué me sorprendió que no tuvieran problemas para vestirse, te permiten usar todo lo que quieras, excepto en los edificios gubernamentales, y al final creo que eso está bien.”