Taylor Swift y Tom Hiddleston no llevan ni un mes juntos (hasta donde sabemos), pero parece que van a toda velocidad, como demuestra el hecho de que ambos han aprovechado este fin de semana para disfrutar de unas relajantes vacaciones en el Reino Unido que, además, han servido a Taylor para conocer a fondo a los familiares de su flamante novio.

La pareja fue vista este sábado en compañía de la madre del intérprete, Diana, dando un relajante paseo por las playas de Suffolk, Inglaterra,, una escena que los tres repetirían ayer domingo junto a otros seres queridos del actor británico que no quisieron desaprovechar la oportunidad de ser testigos en primera persona de la complicidad que existe entre los dos enamorados.

Una de las razones que explicarían la rapidez con la que Taylor Swift y Tom Hiddleston han afianzado su corta pero intensa historia de amor tendría que ver con el deseo de la joven intérprete de sentar cabeza con un hombre que, tras años de búsqueda infructuosa, cumpla con todos aquellos requisitos que ella siempre ha demandado de un potencial novio.