Un turista británico captó imágenes del increíble momento en que un auto se derretía por el excesivo calor que arrecia en Italia.

Un turista británico captó imágenes del increíble momento en que un auto se derretía por el excesivo calor que arrecia en Italia

John Westbrook viajó a la ciudad italiana de Caorle, al norte de Venecia, cuando vio lo que estaba ocurriendo con un Renault Megane de color azul estacionado frente a una playa. Las imágenes fueron grabadas cuando se sentía una temperatura de 37 grados.

Westbrook publicó la grabación en Internet, que en cuestión de minutos se viralizó a través de las redes sociales.