Al estar sentada en primera fila durante el show de Maroon 5 en Toronto, Stephanie Green recibió un golpe en la cabeza con el micrófono del vocalista, Adam Levine.

En un video publicado por TMZ, se ve que el micrófono de Levine dejó de funcionar lo que hizo que él lo lanzara. Cuando lo hizo, éste cayó encima de Green.

Después, se acercó hasta ella para pedirle disculpas y la trajo al escenario. Levine contó al público que el sistema de sonido había fallado, lo que generó la falla del micrófono.

“Me sentí terrible de que hubiera podido herir a esta fan”, dijo. Luego, la invitaron a ver el resto del show desde el escenario.

Green habló sobre lo ocurrido y declaró al periódico City News Toronto: “Fue el mejor día. Mi sueño hecho realidad. Nunca pensé en un millón de años que esto me ocurriría”.

Contó que había ahorrado para ese asiento en primera fila, lo que, pese a la pequeña herida, había rendido frutos al permitirle conocer a Levine. “Él se disculpaba a cada rato y yo le dije:’Te amo, estoy contenta, estoy bien’. Estuvo en el escenario. Él me abrazó, agarró mi rostro y tomó mis manos”, contó.