difusion

La cantante Adele y Simon Konecki son padres desde hace dos meses, y aunque no lo creas aún no han registrado a su hijo como ciudadano inglés, por ello deberán pagar una multa de 2 mil dólares.

Según informó una fuente, este habría sido un descuido de la pareja porque la mayoría de padres siempre registran a sus bebés a más tardar una semana después de su nacimiento.

Finalmente, puede que no lo hayan hecho por evitar que la prensa conozca el nombre de su hijo, pero tanto así como hasta pagar una multa, bueno, talvez dos mil dólares para ellos solo sea un sencillo ¿Qué opinas?