Brad Pitt fue al teatro Pantages en Hollywood para apoyar el concierto Light Up the Blues. Pero, al hablar sobre el escenario, en apoyo a la causa Autism Speaks, Pitt preocupó a los fans por un visible golpe en su rostro.

Brad Pitt fue al teatro Pantages en Hollywood para apoyar el concierto Light Up the Blues. Pero, al hablar sobre el escenario, en apoyo a la causa Autism Speaks, Pitt preocupó a los fans por un visible golpe en su rostro.

Pero no se preocupen, fue producto de un simple tropiezo.

“Esto es lo que ocurre cuando intentas subir unos escalones en la oscuridad con tus brazos ocupados y pantuflas en los pies. Resulta que si intentas detener la caída con tu rostro, el resultado es una raspadura”.

Pitt no iba a dejar que el pequeño accidente impidiera que asistiera a un evento tan especial. “Sea como sea, no iba a permitir perderme la noche a beneficio de Austism Speaks. Hubo gente maravillosa y fui honrado al poder participar de este evento”, agregó.

Jack Black fue el anfitrión de la noche que contó con presentaciones de talentosos músicos que padecen de autismo. Durante la subasta, Pitt se llevó a casa una guitarra firmada por los participantes, que le costó 23 mil dólares.

A la cita también asistieron Christina Applegate, Gary Cole y Amy Brenneman.