El actor estadounidense Charlie Sheen confesó que su pequeña hija de nueve años, llamada Sam J. Estevez Richards, fue víctima de bullying en una prestigiosa escuela de Estados Unidos.

De acuerdo al portal TMZ, en marzo de 2012, la niña empezó a ser el centro de las burlas de una de sus compañeras, Victoria, quien la molestaba por el color de su cabello, al ser rubia y por los constantes escándalos de su padre.

El hecho se produjo en el colegio ViewPoint, de Los Ángeles, y tras el problema, el actor y la madre de la niña, Denise Richards, decidieron retirarla en el mes de mayo, y no fue hasta hace unas horas que el exintegrante de ‘Two and a half men’’ decidió contarlo en su cuenta de Twitter.

“Si ustedes tienen huevos podridos, rollos de papel de baño o algo de excremento de perro, les solicito que por favor vayan y lo entreguen a la escuela que es dirigida por charlatanes. Háganme sentir orgulloso”, escribió.

Luego fue todavía más directo al pedirle a sus fans que, si estaban dispuestos a colaborar, entonces embarraran el excremento para deletrear un nombre en la puerta del colegio: Victoria.

La escuela respondió rápidamente a través del mismo medio indicando que  “la prioridad más alta de Viewpoint School’s es la seguridad y educación de nuestros estudiantes”.

Sin mencionar el nombre de Charlie Sheen, un representante del colegio señaló: “el padre de una antigua estudiante que no ha asistido a la escuela desde marzo de 2012, ha hecho ciertas acusaciones en los medios de comunicación. Nuestros administradores resolvieron el problema apropiadamente”.