La guapísima cantante Katy Perry realizó una singular sesión de fotos para la revista "Missbehave" junto a un chimpancé, que... se enamoró de ella.

Y es que luego de haber terminado su relación con John Mayer, Katy Perry tiene un nuevo jale, este chimpancé que en todo momento quedó encantado con su belleza y no es para menos.

Por otro lado, Mayer asegura que cambiará y que Perry le dará una segunda oportunidad para poder salvar y volver a tener una relación; sin embargo, la cantante ha dicho todo lo contrario.

Finalmente, la intérprete de "Wide Awake" se hartó de que su ex nunca tuviera tiempo y de su vida agitada. Vamos Katy, estamos seguros que más de uno quisiera ocupar el lugar que él dejó. ¿Qué opinas tú?