Cincuenta Sombras Liberadas es la última parte de la trilogía de Cincuenta Sombras de Grey y está llegando al final de su rodaje; con Jamie Dornan y Dakota Johnson —quienes interpretan a Christian Grey y Anastasia Steele— durante esta semana en las playas rocosas de Saint-jean-Cap-Ferrat en Niza, Francia.

Llevan su amor del cuarto a la playa, mientras graban la escena de la luna de miel para la película, ambos en trajes de baño que muestran sus cuerpos increíbles, pero Dakota incluso se muestra en topless sin ningún problema frente a la producción y regalando material a los paparazzis.

Mientras tanto, la esperada secuela Cincuentas sombras más oscuras —grabada en simultáneo con Cincuenta sombras liberadas— se terminó de grabar en Vancouver la semana pasada, a pesar de que Dakota y Jamie todavía debían terminar un par de escenas en París (de allí las últimas fotos).

Las fotos detrás de cámaras nos dan esperanzas de que las próximas dos películas serán mejores que la primera, que recibió duras críticas por la obvia falta de atracción entre Jamie y Dakota.