David Guetta dejó su mesa de mezclas para componer a voz, guitarra y piano las canciones de "Listen", su último disco, el cual anticipa un camino alternativo para uno de los DJ más célebres del planeta.

David Guetta dejó su mesa de mezclas para componer a voz, guitarra y piano las canciones de "Listen", su último disco, el cual anticipa un camino alternativo para uno de los DJ más célebres del planeta.

"Algún día querría hacer un disco con mis temas más famosos pero sin electrónica. No sé cuándo. Quizás cuando no quiera ser más un DJ, igual en 20 años, haga un disco acústico", confiesa sin poder evitar una sonrisa cínica al mencionar la posibilidad de dejar de ser lo que ha sido desde hace 30 años.

Guetta insiste en que, aunque sea un DJ y se dedique a la música electrónica, detrás de lo que hacen él o colegas como Avicii y Calvin Harris "hay música, no solo sonido".

Entre los cantantes fichados para sus nuevos proyectos hay también algunos desconocidos, como Sam Martin, que además ha sido el escogido para dar voz a dos de los singles, el citado "Dangerous" y "Lovers on the Sun", en el que colaboró con Avicci y que fue una de las canciones del verano.

"Pensé que la canción era fantástica. Tenía ese sabor africano... Pero quería algo aún más auténtico, por eso llamé a Ladysmith Black Mambazo, para traer una atmósfera real. Si me gusta algo y me inspira, siempre iré a la fuente auténtica", asegura Guetta después de trabajar con el coro sudafricano, famoso por su aportación al legendario disco de Paul Simon "Graceland".