Pocas producciones televisivas cuentan con la calidad técnica y la cuidada producción de la que hace gala Juego de tronos. La ficción basada en las novelas de George R.R. Martin exhibe en cada uno de sus capítulos estándares a la altura de cualquier superproducción cinematográfica. Pero, evidentemente, la calidad tiene un precio.

Pocas producciones televisivas cuentan con la calidad técnica y la cuidada producción de la que hace gala Juego de tronos. La ficción basada en las novelas de George R.R. Martin exhibe en cada uno de sus capítulos estándares a la altura de cualquier superproducción cinematográfica. Pero, evidentemente, la calidad tiene un precio.

Según ha revelado Entertainment Weekly, el presupuesto de cada episodio de la serie de HBO ronda los 10 millones de dólares. Así, la 6ª temporada de Juego de tronos habrá costado algo más de 100 millones de dólares, unos 88 millones de euros, un presupuesto a la altura de cualquier superproducción de la gran pantalla.

Esta elevada cifra ha sorprendido a gran parte de los seguidores de la serie ya sea por exceso o por defecto. Por un lado, las informaciones publicadas sobre el presupuesto de la seie en temporadas anteriores apuntaban a que el equipo de Juego de tronos gastaba unos 6 millones de dólares por capítulo. Por el otro, muchos fans entendieron que esta cantidad era muy baja e incluso se ofrecieron a través de las redes sociales a donar una pequeña cantidad para hacer la sexta temporada aún más épica.

Quizá el aumento del presupuesto de Juego de tronos mantenga cierta relación con las quejas del productor ejecutivo David Benioff, quien reconoció en 2012 haberle suplicado más dinero a HBO para poder grabar más escenas de batalla como las de Aguasnegras o Casa Austera. De hecho, en esta sexta temporada los responsables de la serie han prometido al público "la mayor batalla jamás vista en televisión".