El escultor rumano, cuyos trabajos se encuentran en museos de Francia, EEUU, Rumania y Australia, es considerado uno de los íconos del arte moderno.

Captura de pantalla

Google dedica, en esta ocasión, su "doodle" al arte. El buscador recuerda en su logotipo a uno de los íconos de la modernidad: el escultor Constantin Brancusi por sus 135 aniversario.

Inspirado en el arte africano y prehistórico, sus esculturas buscan la simplicidad de las formas y la representación de la condición humana.

Con su trilogía simbólica de la vida del ser humano, representadas con la Mesa del silencio, la Puerta del beso y la Columna del infinito (considerada su obra cumbre), Brancusi llegó a la cima de su carrera.

Destaca su fijación por el vuelo de los pájaros, un tema al que dedicó cerca de 30 esculturas.

En el "doodle" conmemorativo se aprecian, precisamente, una variedad de sus obras más representativas reemplazando las letras del gigante buscador.