El fotógrafo, Christopher Cline, quiso ponerle un toque de originalidad a su aburrida vida y hoy no solo es el hombre más feliz del mundo sino también el más famosos por el portal uno de los perfiles de mascotas más populares. La historia de Christopher empezó un día cuando decidió dejar todo por una chica y mudarse a Minnesota, dejando atrás toda su vida.

El fotógrafo, Christopher Cline, quiso ponerle un toque de originalidad a su aburrida vida y hoy no solo es el hombre más feliz del mundo sino también el más famosos por el portal uno de los perfiles de mascotas más populares.

La historia de Christopher empezó un día cuando decidió dejar todo por una chica y mudarse a Minnesota, dejando atrás toda su vida.

Cline, un fotógrafo que un día se encontró en un lugar con casi dos metros de nieve y temperaturas bajo cero, algo que en un inicio fue abrumador y desastroso, por lo que cayó en una depresión.

Christine, su novia, al ver por lo que pasaba Christopher, decidió regalarle un perro Goldendoodle que bautizaron como ‘Juji’, que en un inicio no fue aceptado por el joven, ya que lo que menos quería era cuidar una mascota, pero a los pocos días, Juji se ganó su corazón y al día de hoy es su compañero inseparable.

Según lo registran varios medios de comunicación Christopher tomó fuerzas y encontró una nueva visión de la vida y que empezó a proyectarla en su trabajo.

Dentro de la imágenes solo había miles de fotos que tomó junto a su cachorro, las cuales#mce_temp_url# un día decidió editar en Photoshop con la idea de mostrar la grandeza de Juji, no sólo de forma figurativa, sino literal, así que las increíbles fotos en las que muestra a un perro que mide casi dos metros muestra lo importantes que es su mascota en su vida.

Hoy este ingenioso fotógrafo  tiene un perfil en Instagram y subir estas fotos, donde fue muy bien recibido por la comunidad.  Ha tenido tanto éxito que hoy se dedica a tomar las fotos de dueños de mascotas que quieren destacar la grandeza de su animal.