J.K. Rowling defiende una boda entre Dumbledore y Gandalf ante 'fanáticos' religiosos

La escritora J.K. Rowling protagonizó un polémico intercambio de tuits con la Iglesia Bautista de Westboro, donde no dudó en calificar a sus miembros de 'fanáticos' e 'ignorantes' después de que estos iniciaran una campaña en su contra por apoyar una hipotética boda ficticia entre el director del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, Albus Dumbledore, personaje literario de Harry Potter, y el mago Gandalf, de la saga de El señor de los Anillos.

La discusión empezó cuando una fan de la autora le envió un mensaje celebrando la aprobación del matrimonio gay en Irlanda el pasado fin de semana, a lo que Rowling respondió en broma que los dos magos podrían contraer matrimonio en ese país.

Al ver esto, la cuenta oficial en Twitter de la Iglesia, conocida también como WBC, no tardó en enviar un comentario amenazando con “boicotear” el enlace.

'Así que J.K. Rowling quiere que Dumbledore y Gandalf se casen en Irlanda… Si eso sucede, WBC lo boicoteará', se lee en el tuit, acompañado de mensajes como 'Dios odia Irlanda' y 'Los matrimonios del mismo sexo condenan a una nación'.

La respuesta de la escritora no se hizo esperar: 'La pura genialidad de una unión como esa en un lugar como ese haría que sus pequeñas mentes fanáticas estallaran fuera de sus cabezas duras'.

'No me importa la WBC. Creo que es importante que los niños gays que están asustados porque aún no han salido del armario vean cómo luchamos contra el odio', aseguró Rowling.