Jennifer Aniston considera que lo más satisfactorio de su carrera es "hacer reír a la gente", algo que le permite en gran medida "Quiero matar a mi jefe 2", película que promociona actualmente en Londres.

Jennifer Aniston considera que lo más satisfactorio de su carrera es "hacer reír a la gente", algo que le permite en gran medida "Quiero matar a mi jefe 2", película que promociona actualmente en Londres.

"Para mí, como para otros muchos actores, lo más importante es hacer reír a la gente y que olviden sus problemas...sacarles una sonrisa es realmente gratificante. Yo pienso que reírse es curativo", dijo Jennifer Aniston durante un encuentro con la prensa como parte de las actividades promocionales de la cinta.

En esta segunda parte, dirigida por el estadounidense Sean Anders, los tres amigos Nick (Bateman), Dale (Day) y Kurt (Sudeikis), deciden crear su negocio y ser sus propios jefes, pero un inversor, al que da vida Christoph Waltz, les engaña y echa a perder sus planes.

Jennifer Aniston se mete de nuevo en el papel de Julia Harris, una atractiva dentista adicta al sexo, jefa de Dale, y que en esta película tampoco les pondrá las cosas fáciles al trío de amigos.

"Fue sencillo meterme en el papel de Julia de nuevo, cuando te pones la ropa y la peluca es como colocarse un disfraz que dista mucho de mí misma", explicó Aniston.

Además, la provocativa doctora Harris será un obstáculo para los tres amigos, que se ven acorralados por ella y por sus extrañas reuniones de adictos al sexo que celebra por las noches en su clínica dental.

"Todas las secuencias fueron divertidas de grabar pero si tuviera que elegir una, la escena del grupo de anónimos adictos al sexo fue bastante entretenida", aseguró Aniston.