Jennifer Lawrence volvió a ser víctima de los hackers al filtrarse correos electrónicos de Sony Pictures en los que su abogado se queja de discrimación de sexo.

Jennifer Lawrence volvió a ser víctima de los hackers, pero esta vez no con fotografías subidas de tono sino de manera indirecta al ser filtrada información privada y correos electrónicos de Sony Pictures que la perjudican.

Según informó “The Independent”, los correos muestran una conversación en la que al parecer, pese a la popularidad de Jennifer Lawrence, esta debía recibir un salario menor al de sus colegas varones.

Uno de los correos es de Andrew Gumbert, un ejecutivo de Columbia Picutres, quien le dice a Amy Pascal, codirectora de Sony Pictures, a nombre del abogado de Jennifer Lawrence que no están de acuerdo con las diferencias salariales entre las actrices y los actores protagonistas de la cinta “Escándalo Americano”, que como se recuerda tuvo a Amy Adams, Christian Bale, Bradley Cooper, Jeremy Renner y Jennifer Lawrence en su elenco.

“Recibí una llamada de último momento de Steve Warren Gretchen para decirme que es injusto que los actores obtengan el 9% de las ganancias y que Jennifer solo se quede con un 7%. Deben recordar que Jennifer solo tenía 5 puntos y nosotros pusimos 2 más para que llegara a 7, pero creo que Amy y Jennifer están unidas en esto, así que si le subimos a una tenemos que subirle a la otra”, escribió el directivo en el correo filtrado confirmando la discriminación de sexo.