Johnny Depp está en Londres y aprovechó para dar una sorpresa a los niños hospitalizados en el Great Ormond Street Hospital; pero lo hizo disfrazado del capitán Jack Sparrow para dejar boquiabiertos a los niños, quienes aprovecharon la ocación para conversar y tomarse unas fotos.

No es la primera vez que el actor estadounidense saca una sonrisa a los pacientes más pequeños y vulnerables. En julio, y junto algún compañero más de rodaje, el intérprete de 53 años visitó Lady Cilento Children’s Hospital de Brisbane, en Australia, tras hacer un pequeño paro en el rodaje de la última saga de Piratas del Caribe.

El ganador de un Globo de Oro está a punto de cerrar uno de sus peores años personales y profesionales, probablemente ambas facetas se hayan retroalimentado desde que se hiciera pública la demanda de su ex mujer, Amber Heard por violencia doméstica.

Según Forbes, Depp es en estos momentos el actor menos rentable de Hollywood.