Justin Bieber decidió dejar el alcohol y las drogas, al menos por un par de semanas, debido a que desea difundir la palabra de Dios, según lo indica el portal TMZ, pues el cantante canadiense decidió emprender una ´misión´ religiosa.

Justin Bieber decidió dejar el alcohol y las drogas, al menos por un par de semanas, debido a que desea difundir la palabra de Dios, según lo indica el portal TMZ, pues el cantante canadiense decidió emprender una “misión” religiosa.

El joven se encuentra en el Rancho Mirage, a las afueras de Palm Springs, donde pasará dos semanas junto al pastor Carl Lentz, el mismo que lo bautizó en una bañera en Nueva York hace unos meses.

Además de la hierba y el alcohol, Bieber se olvidará de sus amigos y todo lo que no tenga relación con Dios, aunque por ahora no está claro si el cantante se convertirá en un proselitista de la religión. En la misma página se publica una fotografía del cantante con el libro Occupy All Streets que, según TMZ, enseña cómo difundir la palabra y resistir a las malas tentaciones

Hace poco más de un año comenzaron a circular fotos y videos en los que se veía a Justin fumando marihuana en compañía de amigos en su casa de Los Ángeles.

A principios de 2014, el cantante se mudó a Atlanta y desde entonces, según TMZ, su consumó de drogas se diversificó y se salió de control. “Una fuente aseguró que Bieber bebe y fuma más hierba que nunca y se ha ido deshaciendo de quienes lo cuestionan”, publicó el portal.