difusion

La cantante estadounidense Katy Perry decidió adelantar su fiesta de cumpleaños, con un evento de disfraces donde estuvo invitado su nueva pareja John Mayer.

La estrella  que cumplirá 28 años el próximo 25 de octubre, se vistió de vampiresa, mientras que su novio se disfrazó de cazador de vampiros.

Durante la fiesta, Perry solo tenía ojos para el nuevo galán. "Ellos estaban en su propio mundo. Ella ni siquiera hablaba mucho con sus amigos", dijo un asistente a Us Weekly.

Al evento realizado en “The Magic Castle” en Los Ángeles, también asistieron estrellas como Kristen Stewart y Neil Patrick Harris.