Keira Knightley hizo su propia versión de una legendaria escena del cine norteamericano.

Keira Knightley hizo su propia versión de una legendaria escena del cine norteamericano.

Este año Hollywood está viviendo una invasión británica y por ello debido al buen recibimiento que han tenido por parte de la industria del cine y el público general; Vanity Fair se dio a la tarea de reunir a estos hombres y mujeres oriundos del viejo continente, para que formasen parte de una serie de cortometrajes donde literalmente toman por asalto el cine estadounidense.

En uno de los cortos, dirigido por Jason Bell, actores británicos encarnan algunos de los roles americanos más memorables de la historia cinematográfica.

Felicity Jones y Tom Hiddleston se convirtieron en Bonnie & Clyde, Michelle Dockery hace las veces de Lauren Bacall con su famosa frase “pon tus labios juntos y sopla”; y por supuesto, Keira Knightley quien se hace pasar por Meg Ryan en Whe Harry Met Sally.

¡Todos lo hacen genial! No en vano han logrado calar tan bien en un mercado tan exigente.