Nació en Canadá y fue bautizada como Chrontella, el contenido de este tarro tan parecido al de la Nutella contiene lo mismo pero mezclado con cannabis.

Nació en Canadá y fue bautizada como Chrontella, el contenido de este tarro tan parecido al de la Nutella contiene lo mismo pero mezclado con cannabis.

Hace unos meses, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, prometió legalizar la marihuana para uso recreacional. Sin embargo, antes de que su promesa pueda cumplirse, ha llegado a los supermercados del país el sueño húmedo de muchos ciudadanos del mundo.

El tarro que, de momento, se vende para uso medicinal, contiene 300 mg de cannabis, lo suficiente para tres raciones. Aunque si tiene alguna pega es su precio, ya que cada bote vale unos 15 euros.

No se sabe si este  producto logrará importarse a otros lugares del mundo, pero lo que sí es cierto es que por el país norteamericano hay suelta una mente brillante a la que se le ha ocurrido unir una droga con la solución a sus efectos. Es decir, la famosa marihuana que, al consumirse, provoca ganas de comer con algo que poder llevarse a la boca.