La agrupación nacional regresa a los escenarios los escenarios el 18 de diciembre en el Coliseo Eduardo Dibós. Conozca su historia.

Foto: Difusi

Para el psicoanalista Sigmund Freud, Líbido significa la energía vital de la persona. Para Carl Jung, el famoso psicólogo suizo, en cambió se trata de una energía psíquica indiferenciada. Sin embargo, algo único sucede en Perú con esta palabra. Se la vincula a la música como vehículo y a cuatro talentos como su estandarte.

Libido es en nuestro país, el nombre de la banda más popular de la escena local, creadora de innumerables hits, memorables videos y ganadora de grandes premios. Libido es Salim Vera, Toño Jauregui, Manolo Castillo e Iván Midreau y que en diciembre regresa a los escenarios.

La historia de la banda se remite a 1996 cuando cuatro jóvenes músicos se reúnen para formar un proyecto musical que no tardaría en ser reconocido. Salim, Toño, Manolo, junto a Jeffry Fischman, primer batero de la banda, fueron presentados por diversos amigos y coincidieron en su deseo de hacer música.

Fueron años de esfuerzo y dedicación hasta conseguir, en 1998, lanzar su primer disco: Libido, un álbum en el cual surgen sencillos de enorme impacto: “Cómo un Perro”, “Sed”, “La Casa de los Gritos” y “Ojos de Ángel” se convierten en clásicos instantáneos.

Seguiría “Hembra”, disco que incluye “En Esta Habitación”, con el cual dan un salto en lo que se refiere a su trabajo en el campo del video clip. Esto se ve enfatizado por el lanzamiento de “Tres”, video que consigue el puesto 10 dentro de los 100 + Pedidos de MTV del año 2001 y que catapulta a la banda al alzarse con un premio MTV Video Music Award Latinoamérica.

El año 2003 sale a la venta el tercer disco de la banda: “Pop*Porn”, el cual se convierte en record de ventas con más de 50 mil copias originales vendidas.

En octubre del 2003 Libido gana en la categoría Mejor Artista Central en los MTV Video Music Awards Latinoamérica 2003 y previamente en el Pre show interpretan en vivo el tema Frágil. Otros temas destacados de “Pop*Porn” son “Invencible” y “Vampiro”.

A estas alturas, Libido había logrado consolidarse como la banda más importante de la escena local con conciertos multitudinarios, videos de una calidad envidiable y canciones que calan hondo en una enorme legión de aficionados.

“Libido Acústico”, su siguiente trabajo, reproducía su inolvidable presentación en el Teatro Peruano Japonés y no hizo más que ratificar su gran poderío.

En el año 2005, el baterista Jeffry Fischman anuncia su alejamiento de la agrupación por motivos personales.

Entonces ingresa en la percusión Iván Mindreau, quien se interna junto a sus nuevos compañeros en la grabación del disco: “Lo Último Que Hablé Ayer”, cuarta producción de estudio, producida por Tweety González, en la que la banda experimenta con diversas fusiones musicales sin dejar de lado el rock que los caracteriza.

Temas como "Culpable", "Lonely", cuyo video clip es grabado en la ciudad del Cuzco, y "Nicotina" son elogiados y atesorados por sus fanáticos, quienes reconocen la lúcida madurez en Libido.

Tres años después, en febrero del 2008 , la banda regresa al estudio y lanza “Un día nuevo”, un nuevo éxito. La canción “Nadie sabe lo que vendrá” se convierte en el primer single y logra una intensa rotación en la cadena MTV.

Lo mismo sucede con el extravagante tema “Malvada”, todo un logro de la banda y uno de los temas más divertidos del  cuarteto.

A comienzos del 2010, Libido recibe gratas noticias: consigue que su tema “Tres” se ubica en el puesto número 5 entre los 100 más importantes videos de la década según MTV. No pasa mucho tiempo para que la banda anuncie más buenas noticias.

En agosto del 2010 Libido anuncia el relanzamiento de todo su catálogo discográfico y un disco de temas inéditos y demos titulado “Rarezas”. Durante los siguientes días la banda fue adelantando un track por semana a través de su Facebook.

Una interesante estrategia que tendrá como punto culminante su presentación oficial y regreso a los escenarios el 18 de diciembre en el Coliseo Eduardo Dibós. Las entradas estarán a la venta desde el sábado 20 de noviembre en Teleticket de Wong y Metro. Será un reencuentro cargado de emoción y buena música.