difusion

La atriz Lindsay Lohan ha tardado solo unos meses en romper la promesa que hizo al salir de la clínica de rehabilitación donde trataba de lidiar con sus adicciones, ya que según reveló su propia madre, Lilo recayó en el consumo de alcohol.

Esta noticia se hizo pública  en el programa de la famosa presentadora Oprah Winfrey, que narra los intentos de la pelirroja actriz por superar sus problemas de conducta y reconducir su vida.

En uno de los capítulos, Lindsay Lohan y su consejera personal, AJ Johnson, protagonizan una tensa discusión por el desliz de la controvertida actriz.

"Me he vuelto a precipitar en una relación. Me he involucrado demasiado emocionalmente junto a una persona que no se encontraba en la misma página que yo. Tampoco tuve en cuenta el hecho de que la persona a la que he estado viendo bebe alcohol y, sí, al final acabé tomando un poco de vino. Está bien que sea capaz de admitirlo, aunque da miedo. Me costó asimilarlo, pero luego pensé: ¿Por qué estoy guardándome esto?, enfatizó Lohan.