Lindsay Lohan finalmente salió de rehabilitación luego de tres meses en tratamiento, condena que tuvo que pagar leugo que un juez lo dictaminara debido a sus constantes escándalos.

Lohan ya salió del "Cliffside Malibú" luciendo muy contenta por su haber obtenido nuevamente su libertad.

Lindsay deberá cuidar sus salidas nocturnas y sus escándalos público si no quiere volver a ser encerrada, esta vez por un tiempo más prolongado.