El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Un día elegido como recuerdo del beso más largo de la historia, un monumental ósculo que se prolongó por espacio de 46 horas, 24 minutos y 9 segundos. Los que ahora repasamos no fueron tan largos (ni siquiera Peter Jackson se atrevería a estirarlos tanto) pero sí son algunos de los más memorables besos de cine.

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Un día elegido como recuerdo del beso más largo de la historia, un monumental ósculo que se prolongó por espacio de 46 horas, 24 minutos y 9 segundos. Los que ahora repasamos no fueron tan largos (ni siquiera Peter Jackson se atrevería a estirarlos tanto) pero sí son algunos de los más memorables besos de cine.

El primer beso de la historia del cine tuvo lugar en 1896 y fue un encargo de Thomas Alva Edison al director William Heise. El vídeo de este beso entre John Rice y May Irwin apenas dura 47 segundos en un único plano.

Desde entonces el cine ha recogido besos que están en la memoria de todos. El más largo duró 3 minutos y 5 segundos y fue protagonizado por Regis Toomey y Jane Wyman en You're in the Army Now, estrenada en 1941. Sin embargo, no ha pasado a la historia por ser uno de los más recordados.