Madonna recibió sus 57 años con una gran fiesta al estilo gitano, en su mansión en los Hamptons. Se sabe que la cantante llegó a su casa, la noche del domingo, en un vagón lleno de bailarines que al igual que ella vestían como gitanos.

Madonna recibió sus 57 años con una gran fiesta al estilo gitano, en su mansión en los Hamptons.

Se sabe que la cantante llegó a su casa, la noche del domingo, en un vagón lleno de bailarines que al igual que ella vestían como gitanos.

Toda la casa estaba decorada en ese estilo, Madonna entró escoltada por los gemelos Kevin y Jonathan Sampaio, quien son bailarines de su nueva gira, “Rebel Heart”, que llegará al Coliseo de Puerto Rico en enero.

Fueron muchos los invitados que disfrutaron la fiesta, que incluyó un baile de flamenco. Entre los más conocidos se encontraban la actriz australiana, Naomi Watts, la presentadora Kelly Ripa y su esposo, Mark Consuelos, el irreverente presentador, Andy Cohen y los diseñadores Jeremy Scott y Dan y Dean Caten, entre otros.

“Todo el mundo se sentó en las pacas de paja y luego se pararon en ellas para bailar. La fiesta seguía cuando el sol comenzaba a salir la madrugada del lunes”, dijo una fuente.

Entre las personas que disfrutaron la fiesta también se encontraban los hijos de la cantante, Lourdes (18), Rocco (15), David (9) y Mercy (9), quienes le regalaron por su cumpleaños un cachorro de la raza “french bulldog”.