Pharrell Williams y Robin Thicke han sido encontrados culpables por el plagio de la exitosa canción Blurred Lines.

Pharrell Williams y Robin Thicke han sido encontrados culpables por el plagio de la exitosa canción Blurred Lines. Ambos cantantes deberán pagar una fuertísima suma de dinero a la familia del cantante Marvin Gaye.

Blurred Lines fue una de las canciones más exitosas del 2013 tanto así que cuesta creer que haya sido un plagio. De hecho tanto Pharrell Williams como Robin Thicken siguen insistiendo que la decisión es injusta.

Todo comenzó en el 2013 cuando ambos cantantes recibieron la demanda porque Blurred Lines tenía tonadas bastantes parecidas a un clásico de Marvin Gaye de 1977. La canción es Got To Give Up. El juez ya decidió y encontró culpcables de plagio a Robin THicke y Pharrell Williams. Ambos tendrán que pagar $7.3 millones de dólares a la familia de Marvin Gaye por los derechos.

"Si bien respetamos el proceso judicial, estamos extremadamente decepcionados con la decisión dada hoy, que establece un precedente terrible para la música y la creatividad en el futuro. 'Blurred Lines' fue creada desde la mente y corazón de Pharrell, Robin y T.I. y no se tomó de ninguna persona ni otro lugar. Estamos revisando la decisión, considerando nuestras opciones y escucharán más de nosotros pronto".

Meses atrás The Hollywood Reporter publicó que Blurred Lines obtuvo $16,675,690. De esta gran cifra, Robin Thicke recibió $5,658,214; Pharrell Williams recibió $ 5,153,457 y para T.I. se fueron $704,774.