La intérprete compartió una foto en su cuenta de Twitter en la que se le ve sonriente, tomando una bebida y conectada a una sonda intravenosa.

Twitter

La cantante estadounidense Pink tuvo que ser hospitalizada debido a una gastroenteritis, es decir, una infección estomacal.

Mediante su cuenta de Twitter compartió con sus fanáticos una imagen en la que se muestra postrada en la cama del hospital, bebiendo una soda y con el brazo izquierdo conectado a una sonda intravenosa, esto para mostrarle a sus seguidores que todo está bien.

"Soy una chica feliz. El estómago succiona pero la morfina no lo hace", agregó para comentar que su madre ha sido enfermera por lo que estar internada no le molesta del todo.