Rápidos y Furiosos podría hacer realidad el sueño de algún fanático de la saga, la cinta más recordada es la primera; donde Paul Walker conduce su memorable Toyota Supra 1993 personalizado, capaz de alcanzar más de 40 kilómetros por hora en tan solo diez segundos.

Rápidos y Furiosos podría hacer realidad el sueño de algún fanático de la saga, la cinta más recordada es la primera; donde Paul Walker conduce su memorable Toyota Supra 1993 personalizado, capaz de alcanzar más de 40 kilómetros por hora en tan solo diez segundos.

Mecum Auction en Indiana, Estados Unidos, subastará este famoso auto el próximo 12 de mayo.

Este Toyota Supra es realmente especial, pues es uno de los pocos vehículos ensamblados especialmente para la película, y en él Brian O’Connor (Paul Walker) protagoniza una de las carreras más importantes de la cinta, junto Dom Toretto (Vin Diesel).

El automóvil permanece prácticamente igual a como todos los recordamos y cuenta con una cantidad impresionante de modificaciones que lo hacen muy especial, además de haber sido conducido por el fallecido actor.