difusion

Gran sorpresa y conmoción ha generado entre los fanáticos de la saga "Rápidos y Furiosos" la noticia vertida por un medio web estadounidense que asegura que Paul Walker, quien daba vida a Brian  O"Conner en el famoso film, no habría muerto en aquel fatídico accidente de auto en 2013.

“Ya fue comprobado sin dejar lugar a duda que la muerte fue un teatro montado tanto por el actor como por la familia y amigos de este. El accidente fue una simulación y el supuesto choque nunca se dio”, aseguró la web Nodisinfo.

Asimismo, el medio agregó que un asistente de utilería que trabajó con el actor lo habría visto con barba, cabello largo, y en una cabaña en Inglaterra.

Nodisinfo ha asegurado tener imágenes y pruebas contundentes de su información publicada, sin embargo hasta ahora nada ha salido a la luz.

¿Será verdad? ¿Qué opinas?