Rihanna nunca le ha temido a las extravagancias, las pelucas o cualquier accesorio que pocas chicas se atreveráin a llevar encima y en público, pero la reina de Barbados ha demostrado que puede caminar con finísimos tacos altos sobre rejas repletas de agujeros y ha lucido cada cierto tiempo prendas que salen de lo normal, tal como lo ha hecho ahora.

Un corazón de Saint Laurent, una chaqueta peluda de color rojo que inevitablemente ha llamado mucho la atención, parece haberse convertido en una de las nuevas prendas favoritas de la cantante, además de estar valorizado en cerca de 15 mil dólares también ha sido relacionado con el romance que vive al lado del cantante Drake.

Mientras Riri daba un paseo por las calles de Nueva York, aprovechaba para darle de comer a las palomas sin perder el glamour.

Un vídeo publicado por Rihanna Snapchat 🎈 (@rihchat) el