¡Le sobra la plata! La cantante Taylor Swift se acaba de comprar una mansión valorizada en 17 millones de dólares, ubicada en la isla Rhode.

La nueva mansión de Taylor es llamada "High Watch" y fue diseñada por un arquitecto de Philadelphia, eso sí, la vivienda no tiene salida al mar pero de todas maneras la vista es increíble.  Además, cuenta con ocho cuartos, diez baños y también un garage para cinco carros.

Por otro lado, el dueño anterior a la casa pagó 3.5 millones de dólares en 1996 quien se la vendió a Swift a 20 millones; sin embargo, pudo regatear y solo pagar 17 millones.

Sin duda Taylor la hizo con esta nueva casa, mira las fotos ¿Qué te parece?

Fuente: PopCrush