Taylor Swift habría contado a la revista " Lucky" que no le gusta su ombligo: "Cuando empiezas a mostrar el ombligo en público significa que te estas comprometiendo a tener el estómago en perfectas condiciones para mostrarlo. Y yo no estoy dispuesta a que pase esto. Sin enseñar el ombligo, lo que muestras es la parte inferior de la caja torácica".

Taylor Swift habría contado a la revista " Lucky" que no le gusta su ombligo: "Cuando empiezas a mostrar el ombligo en público significa que te estas comprometiendo a tener el estómago en perfectas condiciones para mostrarlo. Y yo no estoy dispuesta a que pase esto. Sin enseñar el ombligo, lo que muestras es la parte inferior de la caja torácica".

Sea como sea, Taylor Swift no enseña su ombligo. De hecho, no hay fotografías de ella vestida en las que se pueda valorar que tipo de ombligo tiene, lo que se está convirtiendo, incluso, en materia de comentarios en programas de televisión en Estados Unidos.

Sin haber cumplido el cuarto de siglo, ya tiene una fortuna aproximada de unos 64 millones de dólares, según la revista " Forbes". Fortuna que ha conseguido no solo a base de vender discos, sino, también gracias a sus varios Grammys y por sus apoyos publicitarios con Coca Cola Diet, Keds y Covergirl

Además tiene hasta su propia tienda on line, en la página web a su nombre desde donde se pueden adquirir camisetas, posters, los zapatos Keds y sus propios discos. Todo un negocio.

¡Ya sabemos por qué no necesita de Spotify!