Taylor Swift siempre tiene grandes detalles y uno de ellos se dio en los premios Grammys cuando sorprendió a todos llevando a alguien al backstage.

Taylor Swift siempre tiene grandes detalles y uno de ellos se dio en los premios Grammys cuando sorprendió a todos llevando a alguien al backstage. Una afortunada fan tuvo la dicha de ser la elegida por Taylor Swift para que la acompañe al backstage.

Considerando lo ocupada que puede estar Taylor Swift, realmente sorprende que tenga tiempo y energía para chequear las redes sociales. Siempre está en busca de super fans para soprenderlas con algún detalle. Enviarles regalos de navidad y hasta pagarles parte de su deuda escolar como lo hizo la última vez.

Claramente Taylor Swift es una de esas personas que sorprende a sus fans y esta no fue la excepción. Jill Ralke es el nombre de la fan que durante muchos años ha apoyado a la cantante y en retribución, Taylor la invitó al backstage.

De acuerdo al Instagram de Jill, el publicista de Taylor fue quien la encontró y la invitó al backstage para encontrarse con Taylor Swift.

Para Jill fue el mejor día de su vida y eso lo podemos ver con la cantidad de selfies que se tomó con Taylor Swift.