difusion

A cinco meses de la muerte de Paul Walker, se volverá a comenzar el rodaje de Rápidos y furiosos 7, en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), y la producción del film mantiene en absoluta reserva de cómo resolverán la ausencia de uno de sus protagonistas.

Según medios estadounidenses, una fuente de la producción, habría revelado que para realizar las escenas en las que interviene Brian O"Conner, el personaje de Walker, se utilizarán efectos visuales y sonoros, además de dobles de cuerpo contratados especialmente para llevar adelante la compleja filmación.

"Contrataron a cuatro actores con características físicas similares a las de Paul y los utilizarán para escenas de movimiento y como una base para luego trabajarlas con efectos de animación digital. La idea es agregar la cara y la voz de Paul con imágenes generadas por computadora", aseguró la fuente anónima.

Luego de la trágica muerte de Walker, el 30 de noviembre de 2013, los realizadores decidieron que su salida del relato sería menos traumática, es por ello que emplearan todos los efectos ncesarios para poner en pantalla su despedida.