La policía de Halifax, Canadá, decidió jugarle una broma al pequeño Declan Tramley de 3 años y las redes sociales explotaron. Cuando Declan Tramley estaba paseando por el muelle de Halifax, Canadá, jamás se imaginó que tendría un encuentro tan temprano con la ley.

La policía de Halifax, Canadá, decidió jugarle una broma al pequeño Declan Tramley de 3 años y las redes sociales explotaron.

Cuando Declan Tramley estaba paseando por el muelle de Halifax, Canadá, jamás se imaginó que tendría un encuentro tan temprano con la ley.

Shawn Currie, policía del Departamento de Policía de Halifax, encontró que la pequeña motocicleta de Tramley se encontraba en una zona en la que el estacionamiento estaba prohibido, por lo que decidió ponerle una papeleta.

Pero, antes de que empieces a molestarte e indignarte porque un policía le puso una papeleta a un niño, se trataba de una broma. Currie lo hizo para sorprender al pequeño niño y para mostrarles a las personas que los policías también pueden ser amigables.

Así, tomaron una foto en el momento preciso que explicaba toda la situación. El Departamento de Policía de Halifax aprovechó para subir la foto a su cuenta de Twitter e inmediatamente se volvió viral.