Tras el duelo en Salvador por la fecha 4 de las Eliminatorias Rusia 2018, Neymar se acercó al árbitro del partido y no vas a creer lo que pasó.

Al final del duelo entre Brasil y Perú por la cuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, Neymar pasó la vergüenza de su vida. Y es que resulta que el árbitro del compromiso, el colombiano José Buitrago, no le aceptó la camiseta que el atacante de la 'Canarinha' le quería regalar.

Sellada la victoria 3-0 de la 'Canarinha' sobre Perú, un Neymar exhausto se sacó la camiseta, la envolvió y se dirigió hacia el trío arbitral. Le estrechó su mano, pero Buitrago, al que le llaman 'Mr Bean', por su parecido con el actor Rowan Atkinson, se negó a recibir el regalo.

El motivo de Buitrago

Muchos comentan que el réferi colombiano no quiso quedarse con la camiseta de uno de los mejores jugadores de fútbol del momento para evitar suspicacias y comentarios malintencionados, pero no es del todo cierto. La única verdad es que por reglamento FIFA los réferis están prohibidos de recibir regalos de jugadores o directivos de un equipo antes, durante y después de un partido.