Kanye West no sonríe. Piensa que hacerlo no es cool y así lo ha dicho: "Cuando trabajaba en Yeezus vi este libro de 1800 cubierto de terciopelo y vi a toda esa gente y ninguna sonreía y lucían de forma genial. Los paparazzi siempre se me acercan y me preguntan por qué no sonrío y yo pienso que no sonreír me hace sonreír. Cuando ves pinturas en un castillo antiguo la gente no sonríe porque no se vería tan cool".

Kanye West no sonríe. Piensa que hacerlo no es cool y así lo ha dicho: “Cuando trabajaba en Yeezus vi este libro de 1800 cubierto de terciopelo y vi a toda esa gente y ninguna sonreía y lucían de forma genial. Los paparazzi siempre se me acercan y me preguntan por qué no sonrío y yo pienso que no sonreír me hace sonreír. Cuando ves pinturas en un castillo antiguo la gente no sonríe porque no se vería tan cool”.

Por eso, siempre lo vemos serio. Además, hemos aprendido que si se está aburriendo en un lugar no teme cerrar los ojos y dormir.

Pero al parecer, el rapero es un fan de Zayn Malik porque cuando ambos estuvieron sentados en un desfile de moda en París, el papá de North West iluminó el lugar con su sonrisa. Zayn colaboró con la felicidad del rapero.

Como no podía ser de otra manera, este milagro generado por San Zayn despertó la emoción de todas las directioners que todavía le son fieles y ya claman por una colaboración musical de este dúo al que bautizaron #ZANYE.