Un chiste más que solo hace reir a los Stones.